Crítica de la película EL LEGADO DE BOURNE


Nueva era, nuevo protagonista (Jeremy Renner), pero el mismo apellido y espíritu que renovó el cine de espías y agentes secretos. ¿Recuerdas el mundo sin Bourne? 

Crítica de Daniel Maqueda Gómez:

Contiene acción trepidante muy real que asombra a los espectadores, hay susto tras otros causados por tiroteos y explosiones increíbles. Pasa cada cosa inesperadamente y en momentos inimaginables. El argumento es muy original, y el guion es muy realista, pero es complicado entender la historia, punto malo, ya que hasta que entiendes la situación la trama se te hace aburrida y se te quitan las ganas de seguir viéndola.  Aarón Kross no es un personaje tan deseable como el de Jason Bourne, ni tampoco sus actores. Pero  Jeremy Renner alcanza el nivel de Matt Damon asombrosamente, las escenas de acción son mejores con el.  Ni la segunda ni la tercera película de la saga se podría haber disfrutado sin haber visto su antecesora, pero esta es con un personaje nuevo y algo distinto al anterior en algunos aspectos, aunque la historia siga su ritmo en esta cuarta entrega. Entretenida en todo momento, quizá algo larga, pero merece pagar por verla, a diferencia de otros estrenos, muy pobres en cuanto a argumento y guion, esta si esta dotada de mucho trabajo y esfuerzo.

Argumento sacado de Internet:

Hace años conocimos a Jason Bourne mientras unos pescadores le sacaban del mar Mediterráneo. Durante tres películas seguimos sus pasos mientras intentaba sobrevivir y descubrir su identidad. Vimos a sus controladores de la CIA organizar auténticas operaciones internacionales para deshacerse de él. Descubrimos el programa Treadstone, las impresionantes habilidades de Bourne y, al concluir la trilogía, quizá pensamos que la historia había terminado. Pero “El legado de Bourne” desvela una intriga mucho más oscura, una mitología mucho más profunda y a un nuevo héroe que deberá luchar para seguir con vida cuando su programa se convierte en un peligro. Descubriremos que hay varios programas de inteligencia y que Treadstone, de la CIA, era simplemente uno de los primeros. Ahora se trata de impedir que salgan a la luz los otros programas. Aaron Cross es uno de los seis agentes secretos creados por el programa Outcome. Los agentes de este programa no pertenecen a la CIA, sino al Departamento de Defensa. No han sido diseñados para asesinar, sino para funcionar en solitario en misiones altamente arriesgadas de larga duración. El estudio del comportamiento que dio pie al programa Treadstone ha avanzado mucho, pero dado que ambos programas comparten el mismo origen, Outcome se convierte en un peligro cuando la historia de Bourne pasa al dominio público.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s