Reseña literaria de la saga “Crónicas de la Torre”. Escrito por Laura Gallego García.


“Crónicas de la Torre”, de Laura Gallego García. #LRClectura

crónicas de la torre.jpg

Reseña literaria de Daniel Maqueda Gómez:

En nuestro país, en el contexto de la literatura española creo que destacamos por encima del cine. Sabemos expresar mejor las ideas en las páginas de los libros que llevándolas la gran pantalla. Y es algo que nos lleva pasando desde casi siempre, porque podremos escribir buenos guiones televisivos o cinematográficos, pero a la hora de transmitir las ideas en la pantalla, ya sea por falta de presupuesto o por culpa de realizadores poco cualificados; somos un poco desastre. Pero es bueno saber que al menos sabemos escribir buenos libros. Y esta saga literaria, a pesar de que sea juvenil, es un buen ejemplo de lo que se nos da bien.

“Crónicas de la Torre” escrita por Laura Gallego García, es una fábula de cuatro tomos, al más puro estilo de “Crónicas de Narnia”, “Harry Potter”, “Percy Jackson”…; con el que por fin una autora de origen español se atreve a reinventar estas apasionantes historias de fantasía.
“Dana, una joven granjera, es requerida por un misterioso Maestro y conducida a la Torre, en el remoto Valle de los Lobos. Tiempo atrás, la Torre fue una brillante escuela de alta hechicería, pero hoy apenas tres personas habitan en ella. Además del propio Maestro y de la cocinera, el único aprendiz que estudia en la Torre es un reservado elfo con un oscuro pasado. Pero la propia Dana también tiene secretos. A su lado está siempre Kai, su mejor amigo, su confidente, su protector… un muchacho a quien sólo ella puede ver. Mientras se inicia en los misterios de la magia ancestral de la Torre, Dana descubre que sobre el lugar pesa una antigua maldición…”

El argumento es muy original, a pesar de que trate sobre aventuraras fantásticas y mitológicas ya conocidas en anteriores películas y novelas. Y es que la autora se atreve a seguir explorando este maravilloso mundo, y le da un nuevo toque más español, que resulta muy interesante.

No cuenta con un abultado número de personajes, por lo que es fácil acordarse de sus respectivos nombres. La protagoniza Dana, un niña muy común a los jóvenes de a pie, que va creciendo tanto física como personalmente. Es más madura que las chicas de su edad, pero mantiene intactos sus sueños e ilusiones. A esta le acompaña su colega Kai, del que un principio siembra en un mar de dudas. La actitud del amigo es intrigante y su comportamiento se va descubriendo poco a poco. Luego esta Maritta, la cocinera de la Torre. Una enana que da valiosos consejos, pero que solo se fía de los de su raza y de la humana Dana. Fenris el elfo es un personaje muy esencial, que trata de ocultar su pasado a los demás, sin percatarse de que debe asumir su origen y afrontar su destino. Y por último, y no menos importante, nos encontramos con el Maestro de la Torre. Un ser que aguarda su verdadera personalidad y no habla más de lo debido. Aunque las apariencias pueden engañar.

La novela lleva a cabo descripciones muy detalladas de los protagonistas, las situaciones y los lugares. Además, en sus páginas le acompañan de manera ocasional diversos dibujos que nos ayudan a imaginar los escenarios y personajes que nos narran en tercera persona. La historia va avanzando con grandes giros narrativos, manteniendo intrigado al lector.

En el final del primer tomo, el leyente puede dar por concluida la historia, pero deja una puerta entreabierta que permite su continuidad, y que podemos descubrir en sus dos fantásticas secuelas.

Podemos distinguir además la aportación de valores humanos a través de los personajes, como el de la amistad y la confianza, pero la autora no se para a analizarlos demasiado, y no deja del todo claro la diferencia entre el bien y el mal.

La comprensión literaria no es muy difícil, y lo pueden disfrutar lectores de casi todas las edades. En la historia no incurren muchos conflictos amorosos, que ni son cursis ni pasionales, y resultan adecuados para todos los públicos.

Esta novela juvenil la pondría al nivel de lugares como Estados Unidos u otros países europeos.

Y lo mejor de este género novelístico es que tienen personajes muy afables y situaciones disparatadas que te enganchan hasta el final, proporcionándote entretenimiento y aprendizaje al mismo tiempo, y adaptado a todos los públicos. Y esta novela es una de ellas, ¡y encima española!

Autora: Laura Gallego García.

lauragallego.jpg

Nació en Quart de Poblet, Valencia, en 1977.

Comienza a escribir a los 11 años y desde entonces se decanta por la literatura fantástica. Se presenta al Premio Barco de Vapor con la novela Finis mundi y lo gana consiguiendo así su primera publicación.

Licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de Valencia, su tesis doctoral versa sobre el libro de caballerías del siglo XVI, Belianís de Grecia, de Jerónimo Fernández.

Es muy conocida por “Crónicas de la Torre”, pero ha triunfado también con diferentes obras como “Memorias de Idhún”, “Ahriel”, “Sara y las Goleadoras” y tantos otros.

Además de la narrativa ha escrito guiones, siempre para el publico infantil y juvenil.

cronicas torre.png

Anuncios